hinchapedia.com

Fútbol, música y cultura
Del hincha para el hincha

Inicio Columnistas Desgarro muscular Tabaco, chicas y ron

Tabaco, chicas y ron

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Artículo de la sección:

Desgarro muscular

Mujer fumando un tabaco

Franquear la primera ronda de un torneo futbolero es más complejo de lo que parece. Se necesitan agallas, buen estado físico y un poco de suerte. Además de un portero de talla internacional. No obstante, dichos ingredientes siempre han brillado por su ausencia en las escuadras donde he militado. Que no han sido demasiadas ni las mejores, dicho sea de paso.

Primera ronda

Tabaco y ron, primer equipo universitario del suscrito, debía enfrentarse contra Los informáticos te rompen la cpu (en aquella época no habían muchos ordenadores portátiles en el mercado), Contabilidad II y Novelas de amor, el equipo de los bibliotecarios. Desde el comienzo del torneo sabíamos que éramos los más débiles del grupo. Por lo menos seremos los más alegres, pensaba yo mientras calentaba junto a mis pertenencias, temeroso de la aparición de los amigos de lo ajeno. Sin embargo, no sabíamos que éramos tan débiles.

Caímos estrepitosamente 9 - 0 contra Los informáticos. El encuentro se presentaba festivo y lo recuerdo a la perfección porque comenzamos con ímpetu, tragándonos el terreno de juego. Algunas escaramuzas nuestras alertaron el sistema antivirus de Los informáticos. La bola iba de un lado al otro del campo. Óigase bien, “la bola iba de un lado al otro” porque unos siete minutos después de iniciado el cotejo, el tanque de oxigeno de unos bebedores y fumadores empedernidos falló de manera inoportuna y la estantería se nos vino a pique en cuestión de segundos. En la tribuna unas cuantas caras largas daban el toque dramático a la debacle. Los tantos sobrevinieron uno tras otro y el colegiado no tuvo más opción que declarar goleada técnica.

Contra Contabilidad II hubo movimientos en la plantilla titular. La Baba Bernate (quien siempre jugaba con botas), la Flecha Mendoza (quien siempre se peluqueaba antes de cada encuentro) y yo, el Rompeolas Solórzano (cañonero de cañoneros, arma mortal IV), quedamos excluidos de la convocatoria. Arcadio el Mágico Guzmán, por su parte, acariciaba la oportunidad de debutar en el equipo de sus amores. Calculadora en mano supimos que debíamos vencer a los contables por 15 goles de diferencia para mantenernos con vida en el torneo. En el papel todo es posible.

Comenzamos ganando y como siempre terminamos perdiendo. Un triste 9 - 1 selló nuestro destino. La tarde fue negra desde todo punto de vista puesto que el travesaño ahogó el segundo grito de gol; el Mágico Guzmán sufrió una fractura de tabique mientras buscaba una pelota aérea; y para rematar, Yan Stick Forero, habilidoso lateral, primero vio la tarjeta amarilla por fumar junto a la banda y luego fue expulsado al reincidir en los hechos.

Tan sólo nos volvimos a ver unos días después para enfrentar a las Novelas de amor, un equipo que me llegaba a lo más profundo de mi corazón. Un marcador de 30 - 0 aseguraría nuestra clasificación. Manos en los bolsillos esperamos al equipo rival y el equipo rival nunca hizo su aparición en el campo. Ganamos por W como usualmente se dice. En ese instante renacieron las esperanzas; la figura poco atlética del Mágico Guzmán recobró la vitalidad extraviada. Para ese momento teníamos 3 merecidos puntos, 17 goles en contra y 1 gol a favor.

Al cierre de la primera ronda, la Flecha Mendoza se acercó discretamente a la cartelera de deportes y cabizbajo nos entregó la amarga noticia. Había hecho falta un gol, un miserable gol, para clasificar a la segunda fase como mejor tercero. Fue así que surgió Tabaco, chicas y ron, cuya repentina desintegración, tiempo después, me hizo recordar el derrumbe de la cortina de hierro. Ciertos rumores indicaban que los dineros de la inscripción fueron destinados para otros fines extra deportivos. Además, un desagradable sentimiento discriminatorio se hizo sentir contra aquellos veteranos que dimos el primer sorbo al elixir de la gloria. Dignamente renuncié al equipo y aún estoy esperando que me devuelvan la platica invertida.

Comentarios: (0)add comment

Escribir comentario
Espacio pequeño | Espacio grande

busy

Foto de día

Participe en hinchapedia

Vínculos a otros sitios web

Secciones