hinchapedia.com

Fútbol, música y cultura
Del hincha para el hincha

Inicio Columnistas La Biblia de los datos inútiles Las noches del fin de semana dan para mucho

Las noches del fin de semana dan para mucho

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Artículo de la sección:

La Biblia de los datos inútiles

Muñeca inflable

Buenas y santas las tengan suspersonitas
El fin de semana siempre se prestará para muchas cosas inútiles ò importantes eso depende del que las haga o como las haga.
Hay prácticas bastante peculiares las cuales no tocaremos todas ni aquí ni ahora.
Pero si le dedicaremos esta sección a una en especial.

Muñeca inflable

Es habitual ver por las noches a grupos organizados de machos y hembras de la especie (por separado) celebrando el fìn de la soltería de uno de los miembros de la manada. Dos circunstancias se suelen dar en esta búsqueda de acción pre-matrimonial, ellas adornan sus cabezas u orejas con penes de broma y ellos llevan como compañía de correrías a una muñeca inflable.

Sí, no es algo que se cumpla en todas la despedidas de soltero (o soltera), de acuerdo. De hecho, también hay algunas que terminan con un carro dando tumbos por la 22 con caracas (“el glorioso” como le dice un amigo) en busca de compañía… o sólo en la casa pegándose una borrachera impresionante.

En este caso vamos a hablar de las muñecas inflables.

La historia de la muñeca inflable está ligada al desarrollo del comercio marítimo. Suena muy chimbo, pero parece ser que sus antepasados más directos son las ‘Damas de viaje’, unos rústicos muñecos realizados en tela que solían utilizarse para el desahogo carnal de los marineros en las rutas trans-oceánicas. En la década de los años 30 del siglo pasado, empezaron a perfeccionarse en forma y prestaciones por parte de las autoridades militares alemanas y japonesas, que las emplearon en su flota de submarinos para dar compañía a los sufridos tripulantes.

Bodega de muñecas inflables

El uso del vinilo y otros elementos emparentados con el plástico permitió que la incipiente industria juguetera sexual de los años 50 empezara a crear y comercializar las primeras muñecas inflables propiamente dichas. Durante décadas, este tipo de artículo sexual ha satisfecho los impulsos y necesidades de todos los seguidores de un par de parafilias: la pediofilia (no confundir con pedofilia) y el pigmalionismo. Ésta última toma el nombre del personaje mitológico griego Pigmalión, que se enamoró de una estatua de su propia creación. En ambos casos, se trata de una parafilia que consiste en excitarse sexualmente única y exclusivamente con figuras humanas artificiales e inanimadas.

El trasfondo de estas parafilias suele ser bastante perturbador para la mayoría de los mortales. En la película de 1973, dirigida por Luis García Berlanga, ‘Tamaño natural’, se describía la tormentosa relación entre un dentista, interpretado por Michel Piccoli, y su muñeca inflable. Aquello era ficción. Sin embargo, hay muchas personas que viven a diario con esta disfunción sexual. Una prueba fehaciente de ello la encontramos en Japón, donde la industria de las ‘love dolls’ (las muñecas del amor) fabrica cada año diez mil ejemplares de sumisas y silenciosas muñecas. El fenómeno es tal que incluso hay prostíbulos exclusivamente de muñecas.

Juguete sexual

Nos puede parecer muy fuerte. Sin embargo hay muchos que prefieren mil veces este tipo de sexo de pago que el que permite la explotación de un ser humano real y de carne y hueso… El uso de nuevos materiales, como la silicona o la piel artificial, ha conseguido que las muñecas eróticas (y también su versión masculina) sean cada vez más realistas. Inquietantemente realistas, como podemos comprobar en algunas páginas donde se venden este tipo de cosas. Sus precios oscilan entre los cinco mil y los diez mil euros, por lo que no es habitual poder admirarlas o adquirirlas en un sex-shop normal y corriente. El que algo quiere, algo le cuesta… Nada que ver con sus primas lejanas inflables, que han quedado para la broma y el escarnio público.

Miremos lo que pueden hacer estas amantes encauchetadas en los hombres:

Comentarios: (0)add comment

Escribir comentario
Espacio pequeño | Espacio grande

busy

Foto de día

Participe en hinchapedia

Secciones